logo

Boda en Ibiza, Diana & Dani

Diana & Dani

A la luz del atardecer en Ibiza

Siempre es gratificante que se acuerden de ti para realizar las fotos de una boda, pero lo normal es que sean antiguos novios para los que has trabajado antes los que te recomienden. Por lo tanto, fue una sorpresa aún más grande cuando fue Pedro, el hermano de Lucía, una de nuestras novias favoritas, quien nos recomendó para una boda de unos amigos en Ibiza, ya que le encantó nuestro trabajo.

La primera impresión con Diana y Dani fue como si nos conociéramos de toda la vida: cercanos, simpáticos y absolutamente dispuestos a que les acompañáramos en su “aventura ibicenca”.  Así que nosotros ¡encantados!

A partir de ahí, sólo podemos tener palabras de gratitud y afirmar con un enorme SI que nos lo pasamos realmente bien. La conexión con los novios fue total: todo facilidades, buenas palabras, gestos… Y no sólo con ellos, ya que tuvimos el placer de convivir con “su gente” durante todo el día descubriendo unas personas dignas de meter en la mochila de la cámara y llevártelos a cualquier lado.  Fue duro tener que regresar a Madrid.

Respecto a la boda, emotiva donde las haya y en un entorno fantástico: una puesta de sol incomparable en Cala Vadella, que no necesitaba ser engalanada para convertirse en un asombroso altar. Como si fuese un gran plato del mejor gourmet sólo hacía falta la sal y precisamente de sal iban bien surtidos los novios: risas, lágrimas, guiños… mucho amor.

Diana iba espectacular con un vestido plagado de encajes de Yolancris que dejó a todos con la boca abierta y unos zapatos diseñados específicamente para ella con dedicatorias de todas sus damas de honor (capítulo a parte lo de sus amigas. Chicas, nos debemos unas cañas para ver las fotos) y un precioso tocado de la Unique. Dani, por su parte, desprendía elegancia con un chaleco azul y un corbatón de Toque de Sastre a juego que le sentaba como un guante; los zapatos, de Berwick. No es de extrañar que ambos estallasen de alegría al encontrarse en la arena.

Hubo lágrimas de felicidad, porque en las bodas bonitas SE LLORA con mayúsculas, pero también hubo mucho baile después en Cana Sofía, porque como bien rezaba el slogan del logotipo que crearon para la boda: QBTQTHB (Quien bien te quiere te hará bailar)

Si quieres ver todas las fotos, pincha en nuestra galería.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *